IMG_0867.PNG

The Traveling Couple. Love in between. Discovering arts, entertainment, food, people… A lifestyle for and by two.

A Primer Movimiento project

¿Se vale pedir "tiempo"?

¿Se vale pedir "tiempo"?

Para preparar este tema consultamos a l@s integrantes actuales de nuestro grupo en Facebook (te invitamos a formar parte y participar) y recibimos comentarios contratantes. Por una parte quien decía que el tiempo sí funcionaba o bien quien dijo que cuando se presenta una situación así es porque la relación ya está descompuesta. 

Como cada vez que abordamos estos temas te recuerdo que nosotros presentamos nuestra perspectiva desde nuestra experiencia, ya sea porque hemos vivido cierta situación o porque hemos conocido o trabajado con parejas en esa situación.

En el caso de esta Pareja Viajera hemos pasado por situaciones en las que hemos recurrido a estas pausas, a darnos un “tiempo" en dos momentos diferentes (durante los casi 16 años que tenemos juntos). La primera de ellas fue en los primeros 5 años, cuando vivíamos en unión libre y la segunda fue con más de 10 años en la relación cuando ya teníamos un buen camino recorrido, así que lo hemos experimentado.

Contexto de la relación

Lo primero es identificar y establecer cual es el contexto de la pareja, es decir, en que momento se encuentra la relación.

¿Son novios que viven separados? ¿Viven juntos? ¿Tienen una relación formal de unión libre? ¿Están casados? ¿Tienen hijos? 

Todos son factores para evaluar antes de tomarse un tiempo. En términos concretos y para no darle muchas vueltas al asunto te puedo decir que si tu relación de pareja aún no pasa de los 2 años y es una situación de novios en la que cada quien vive por su cuenta prácticamente cuando tienes la necesidad de tomar distancia y poner tiempo de por medio es porque hay algo que realmente te incomoda y si en tan poco tiempo (si, 2 años es poco tiempo) ya tienes esa necesidad entonces no se ve un panorama prometedor, más valdría tomar otro camino. 

En cambio, si la pareja ya está en una etapa formal por el tiempo o ya viven juntos o están casados (sin hijos) es una herramienta que vale la pena probar.

Si son una pareja con hijos no es algo que recomendemos, los hijos, sobre todo si tienen menos de 15 años padecerán de manera importante esta separación momentánea y el efecto en ellos puede ser contraproducente con el paso del tiempo.

¿Cual es el motivo de la necesidad de parar?

Me refiero a que es necesario que identifiques cual es la causa exacta por la que quieres tomar una pausa ¿Te sientes incómod@ por el comportamiento de tu pareja? ¿Ha ocurrido una infidelidad? ¿Tienes mucho estrés por tu trabajo y vida cotidiana y sientes que de nada sirve estar en una pareja? ¿Fue un problema en casa? 

Las causas son tan diversas como personales. No se trata de descalificar el motivo, ni te voy a decir cuando si o cuando no se vale pedir un tiempo, cada razón tiene un peso especifico en un relación porque cada pareja es diferente tan diferente como la suma de las dos diferentes personalidades que la integran. 

Si crees que tomarse un tiempo es una opción que puede funcionar entonces es momento de dar el siguiente paso, si no estás segur@ de que esa sea la mejor opción o estás del lado de la parej@ a quien le han pedido esa pausa entonces puedes buscar otra opción. 

En general tomar este tiempo te dará una pauta real del estado de tu relación. Si hay algo mal es probable que salga a flote, si se puede solucionar entonces hay que trabajarlo. Es una decisión compleja pero funcional.

Establecer reglas para la pausa

Tal vez parezca algo contradictorio, pero en términos generales y al menos que te encuentres en una pareja con acuerdo de relación abierta, darse un “tiempo” no es un pase libre para poder hacer lo que sea como si no existiera un compromiso mutuo. 

Establezcan cuánto es el tiempo que necesitan para la pausa, puede ser desde un fin de semana hasta varias semanas, cada uno de ustedes sabe cuanto tiempo es necesario. Por lo regular una o dos semanas son una buena medida.

¿Se comunicarán entre ustedes? Establezcan esta regla. No te lo recomiendo porque mantener esta comunicación “contaminará” el sentido de la pausa.

Asuntos pendientes. Si, esos pequeños temas domésticos, cosas pendientes en su casa, pagos, compromisos que acordaron en pareja, todo lo que pueda surgir en esa semana déjenlo cubierto para evitar la comunicación con “cualquier pretexto”

Seguridad. Es una pausa acordada no un pleito. Comuníquense en donde se piensan quedar ese tiempo, si uno de los miembros de la pareja se quedará en casa y el otro no ¿A dónde irá? ¿Con quien? ¿Tiene los recursos para pasar ese tiempo?

¿Se vale ver a un@ ex? ¿Pueden salir con alguien más? Es un tema muy delicado pero si deciden hacerlo entonces estén listos porque la confusión de emociones puede resultar más terrible de lo que parece. Si hay emociones o sentimientos por alguien más definitivamente hay que evaluar otros aspectos para lo cual, incluso, los invitamos a conversar personalmente.

¿Cual es el objetivo de darse “tiempo”?

Esta pausa debe tener un objetivo claro en la relación, en lo personal y como pareja. 

Debe servir como un respiro, como si estuvieras nadando y de pronto se te acaba el aire y necesitas detenerte, sacar la cabeza del agua y tomar aire, no es porque ya no quieras llegar al otro lado de la alberca, es para tomar un impulso y echarle más ganas.

Sirve para poner las ideas en orden, hacer un replanteamiento personal de tus objetivos de vida, en lo individual y como miembro de una pareja ¿A dónde quieren llegar? Pero sin hablarlo con la otra persona, tú, en lo más profundo de tus pensamientos encontrar cual es el objetivo de esta relación ¡Vaya! Que a estas alturas ya pasó la etapa del enamoramiento profundo y a ciegas entonces ¿Para que quieren estar junt@s?

Debe servir para establecer un nuevo compromiso, primero en lo personal, resultado de esa pausa y evaluación, si decides que es momento de seguir adelante entonces ¿cómo lo vas a hacer? ¿Qué necesitas de tu pareja? ¿Cómo lo van a lograr?

El reencuentro y los pasos a seguir

Una recomendación muy importante es que el reencuentro sea un terreno neutral, no en el espacio común o en el de cada uno. Busquen un lugar público, abierto y conversen.

Si has encontrado que no quieres seguir con la relación es momento de decirlo con claridad. Expresa tus emociones con objetividad, al estar en un terreno neutral no habrá estímulos externos que te hagan ponerte más sensible y se firme en tu decisión aunque date la oportunidad de escuchar. Después es necesario evaluar si mantienes tu decisión o la cambias, date unas horas, un par de días más y decídelo.

Si van a continuar la aventura en conjunto entonces expresen libremente sus emociones, lo que les ha molestado y los motivos, pero más que hablar del pasado enfócate en lo que esperas para el futuro, cual es el plan a seguir y cual es el camino que esperas tomar.

Es como los deportes

Es una analogía que me gusta utilizar cuando atendemos a personas en esta situación.

Existe en (casi) cualquier deporte, el medio tiempo en el futbol, los tiempos fuera en el futbol americano o basquetbol, el minuto entre un round y otro en el box, las paradas en pits en una carrera de larga duración.

Estas pausas en los deportes y en las relaciones sirven para

- Evaluar como se están haciendo las cosas, cómo se está jugando.
- Analizar el panorama, cual es el momento del partido, cual es el objetivo deseado.
- Establecer un plan individual y mutuo, es decir, como se va a jugar, como se van a acomodar y acompañar en el terreno de juego.

A veces es necesario un coach que te ayude a mirar el panorama con mejor claridad, que aunque no está dentro del terreno te puede orientar, para eso estamos aquí.

Como verás darse un tiempo es algo que requiere de evaluar muchos factores, es una herramienta que puede funcionar si se plantea bien y sabes cual es el resultado que buscas. 

***

Si te interesa profundizar en este tema o estás interesado en sesiones de consultoría personalizada ofrecemos servicios de coaching personal y de pareja, sesiones personales con nosotros, con absoluto profesionalismo y respeto.

***

Te invitamos a formar parte de la comunidad de La Pareja Viajera

Opción 1 (la interesante): Forma parte de nuestro grupo privado en Facebook, un espacio íntimo y exclusivo para que podamos intercambiar ideas, experiencias e inquietudes sobre vida en pareja, viajes y experiencias.

--

Opción 2 (la más personal): Forma parte de La Pareja Viajera y regístrate gratis AQUÍ para recibir cada semana en tu correo de manera exclusiva ideas, recomendaciones, regalos, reflexiones, música y enterarte de todas las actividades de esta comunidad.  

Nuestro Top 5 de "Bed and Breakfast" en la Ciudad de México

Nuestro Top 5 de "Bed and Breakfast" en la Ciudad de México

4 tips para armar un cine en pareja en cualquier lugar

4 tips para armar un cine en pareja en cualquier lugar